Mi perro Yorkshire no quiere comer, que hago?

Los perro de la raza Yorkshire Terrier, y en general los perros de tamaño pequeño suelen ser bastante sibaritas a la hora de la alimentaciòn.  Existen tres motivos principales por las que tu yorkie podrìa dejar de comer:

La primera es por un tema de salud, en este aspecto lo mejor es llevarle a la consulta del veterinario para descartar problemas digestivos, hepaticos o cualquier patologia.

En segundo lugar, puede pasar que no le guste el pienso que le estàs ofreciendo a tu mascota.
Podèis intentar a ofrecerle piensos de otras marcas, a ver cuàl le gusta mas. Inclinate por piensos con olor intenso, croqueta pequeña. No es recomendable darle comida casera (de nuestro plato) y tampoco que le deìs la comida de la mano porque automàticamente convertiras a tu perro en el lider de la manada en la cual estas incluido tu, por tanto debes ceder a sus caprichos sumisamente.

El tercer motivo (y el màs comùn) son los excesos de mimos y caprichos. Suele ocurrir porque al ser un perro tan pequeñito pasa mucho tiempo en brazos (gran error que comenten los nuevos propietarios)  Estos sencillos consejos te serviràn para conseguir que tu pequeño mimado coma a sus horas diariamente. 

Tened en cuenta que no se trata sòlo de un problema que dependa del canino, sino tambièn es un problema de conducta que adquiere su amo, que necesita tener firmeza para no ceder ante una tierna carita de angelito.



RECOMENDACIONES:

No le pongàis el comedero lleno y que èl coma cuando quiera, sino que le tenèis quedar de comer tres veces al dìa, siempre despuès que vosotros hayàis comido. Y no estar vosotros delante cuando èl coma. 
Tampoco le debèis dar comida de la mesa mientras comèis vosotros. Pasados 10 minutos desde que le pusisteis la comida, le retiràis el comedero, estè el comedero como estè (lleno, a medias, vacio desde hacia varios minutos... da igual, lo retiraìs siempre a los 10 minutos).
Asì lo hacèis tres veces al dia, repartiendo su dosis de comida diaria en esas tres tomas. Si no ha comido, pues lo metèis en una bolsita y se lo ofrecèis en la siguiente toma.

El problema es que no aguantamos y hacemos lo que sea para que coma, y de esta forma nos chantajean, saben que siempre habrà algo mejor. Si no le dais una alternativa, al final podrà mas el hambre y comerà. Pero claro, tiene que aprender que no hay otra alternativa.
Recuerda armarte de mucha paciencia, estos pequeñines suelen ser muy resistentes para pasar largas horas sin probar alimento.  Deja a la vista un cuenco con agua fresca siempre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario