Peluqueria Canina: Cortar no es rapar

Si se toma la decisiòn de cortar el pelo, es imprescindible tener en cuenta que se debe dejar siempre una longitud mìnima, al menos de unos dos centìmetros, para proteger la piel y no exponerla totalmente a los rayos solares, frio excesivo  y a cualquier agresiòn del medio ambiente.

Esto evita quemaduras y transtornos cutàneos, que llegan a ser graves, especialmente en perros de piel mas sonrosada o delicada como es el caso del Yorkshire Terrier.


Los profesionales disponen de una gran variedad de màquinas cuyas cuchillas cortan a diferentes longitudes o espesores, para no dejar el pelo totalmente rasurado o "desnudo". Se debe tener en cuenta que para realizar bien el corte a los perros de pelo largo, este tiene que estar sin nudos.

Existen mùltiples opciones y tècnicas con las que los peluqueros profesionales y experimentados crean cortes segùn el tipo de pelo, a su estado o las particularidades de cada uno. 
Asì se puede cortar todo a tijera, sin utilizar apenas la màquina y terminando un arreglo, que queda muy natural, con las tijeras.
Nota:  en la raza Yorkshire terrier nunca se le corta el manto con tijeras de entresacar, podrìas dañar su estructura. Manejar con destreza la tijera requiere pericia y experiencia, pero el acabado final vale la pena.





No hay comentarios:

Publicar un comentario